CUIDADO Y MANTENIMIENTO

CUIDADO Y MANTENIMIENTO

Guía oficial de FEMSA - Información para el usuario

Para ver la Guía oficial de FEMSA – Información para el usuario, haga clic aquí.

ALMANCENAMIENTO

Aumente la durabilidad y la eficacia de su ropa de protección en el campo de trabajo, almacenando su ropa en un lugar seco y bien ventilado.

Para evitar cualquier contaminación, no guarde su ropa de protección donde vive, come, duerme o realiza otras actividades (incluyendo donde lava su ropa) o donde guarda los componentes de sus vehículos.

Cuelgue su ropa de protección con cuidado, protegiéndola de objetos punzantes, de los rayos UV, de la luz del sol y de temperaturas extremas.

LIMPIEZA Y DESCONTAMINACIÓN

Asegúrese de documentar cuidadosamente y traer a su departamento de bomberos y / o a la atención del empleador cualquier contaminación de la ropa de protección.

Limpie su ropa de protección cada 6 meses y dentro de las 6 horas después de la contaminación. Consulte las leyes y los reglamentos locales, estatales y federales para descontaminar su ropa de protección. Es importante que usted cumpla con estos reglamentos.

Nunca utilice una ropa de protección sucia o contaminada, ya que sus cualidades protectoras se reducen cuando no se limpia adecuadamente.

Si es posible, lave su equipo de protección con agua en el lugar mismo donde trabajó, después de que se hayan completado las operaciones. Esto eliminará algunos de los contaminantes y evitará que se propaguen.

La ropa de protección se debe limpiar separadamente de la otra ropa.

Retire el forro encajado, los tirantes o cualquier otro accesorio del revestimiento exterior y lave siempre todo por separado.

Todos los cierres tienen estar cerrados. Asegúrese de que el gancho de nylon está cubriendo el bucle, los ganchos y los bucles están superpuestos, las cremalleras completamente cerradas y los botones de presión bien presionados. Se puede aplicar directamente sobre en las áreas sucias un detergente líquido suave o un pre-limpiador suave. Se puede utilizar un cepillo de cerdas suaves para limpiar suavemente las áreas muy sucias.

Mantenga las buenas prácticas de limpieza. Ponga un ciclo de lavado normal y lave la ropa en agua tibia. Recuerde que demasiado calor hace que las prendas se contraigan. La temperatura recomendada del agua para lavar su ropa no debería exceder los 105 ° F (40 ° C).

No se debe frotar agresivamente o hacer un lavado con chorros de agua de alta velocidad, como una máquina de lavar de alta presión.

La mejor manera de secar su ropa es colgándola en un área sombreada con buena ventilación. No cuelgue la ropa bajo la luz directa del sol ya que puede arruinar significativamente el material del revestimiento exterior. También, se puede secar en secadora a una temperatura baja o fría.

Una ropa de protección que haya entrado en contacto con sustancias peligrosas (incluyendo biológicas, químicas o radiológicas) debe ser retirada del servicio y descontaminada.

Una ropa de protección contaminada debe ser aislada y el contaminante debe ser identificado.

REPARACIÓN

Puede reparar y mantener adecuadamente su ropa de protección por un personal capacitado que tiene herramientas y equipo adecuados, para asegurar la preservación de las propiedades de su ropa de protección.

Cualquier daño visible en los puntos de sutura, bandas reflectantes o pérdida de flexibilidad debe ser evaluado por dicho personal para asegurar que la integridad y eficacia de la ropa de protección no se vean comprometidas o reducidas.

Por favor, pregunte por los centros de reparación capacitados y certificados que recomendamos. Nuestros servicios internos de limpieza y de reparación se conocen como INNO1851 ™.


Fuentes

Asociación Nacional de Protección contra el Fuego. 1999. Norma NFPA 1851 sobre Selección, Cuidado y Mantenimiento de Protección contra Incendios de Edificios y Estructuras. Investigación sobre equipos contra incendios en el área del sur (Safer). 1994. Pautas de Cuidado y Uso del EPP.

Contacto





SUSCRÍBASE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO